Representantes de Whirlpool se reunieron el lunes 8 de febrero con el Presidente Alberto Fernández, el Ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas y el Secretario de Industria, Ariel Schale, para anunciar la inversión de 40 millones de dólares destinados a la construcción de una nueva planta en la Argentina que generará 1000 puestos de trabajo entre directos e indirectos. Por parte de la compañía, participaron vía videoconferencia João Carlos Brega, Presidente de Whirlpool Latin America y, presencialmente, Guillermo Felice, Country Manager Argentina y Agustín del Castillo, Gerente de Comunicación y Asuntos Públicos entre otros ejecutivos.
La nueva planta producirá lavarropas de alta capacidad y complementará la producción y el suministro de la compañía en América Latina. Dos tercios de la producción tendrán como destino la exportación. El equipamiento industrial contará con la más avanzada tecnología, se adecuará a los procesos productivos globales e implementará estándares de calidad World Class Manufacturing, con el foco en operaciones, productos y prácticas sustentables. El anuncio marca un nuevo hito en el proceso de industrialización del país y en la historia de la compañía, que además tiene operaciones en Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile.
“En el marco de una decisión estratégica, y siendo que Whirlpool Corporation tiene en Argentina una gran experiencia en la producción de artículos de lavado de carga frontal, elegimos al país como punto clave para complementar la capacidad productiva de la región, desarrollando este centro de abastecimiento y generando un nuevo modelo de suministro.”, mencionó João Carlos Brega, Presidente Whirlpool Latin America.