Son productos que para este tipo de uso, y por sus dimensiones reducidas, se utilizan principalmente en grandes residencias, restaurantes, salones de belleza, hoteles, balnearios, clubes, gimnasios, consorcios e industrias. Los modelos alimentados a gas se presentan con capacidades de 250 y 300 litros, los eléctricos en 255 litros y el Termotambo Dual, con funcionamiento a gas y eléctrico, con 255 litros.

Ariel Clur, gerente de Ventas, destacó como principal característica su gran durabilidad, dado que la vida útil la asegura su doble esmalte interno Rheemglass. Están provistos de 4 ánodos de magnesio para la protección del tanque interno y disponen, además, de una boca de inspección que permite realizar fácilmente las tareas de mantenimiento periódico.

El quemador es de acero inoxidable, para un uso intensivo obteniendo mayor velocidad de calentamiento por ser multitubular, con una recuperación de hasta 1800 litros por hora y asegurando el ahorro de energía al aprovechar el 75% de las calorías consumidas.

Por sus 5 sistemas de seguridad no requieren habilitaciones adicionales, municipales ni de compañías distribuidoras de gas y como todos los termotanques Rheem, son aptos para utilizar junto a bombas de presión.

La empresa, que ofrece al mercado la mayor variedad de productos de agua caliente con una línea de termotanques a gas, eléctricos y solares, calderas y calefones, tiene certificación ISO 9002 y sus posteriores recertificaciones y cumple a la fecha con la norma ISO 9001:2008 y la norma ambiental ISO 14001, para ofrecer permanentemente productos con procesos y controles de calidad asegurados.