Juan Martin, Gerente de Lenovo: ¨El objetivo es contribuir para que la tecnología sea cada vez más inclusiva¨

Juan Martin, Gerente de Lenovo: ¨El objetivo es contribuir para que la tecnología sea cada vez más inclusiva¨

Analizamos con el ejecutivo de Lenovo la evolución y el estado en la pospandemia del mercado tecnológico de cómputo y de la tecnología, en general. La visión de la compañía del negocio y del retail como principal vía de llegada de los productos al consumidor.

Por Rodolfo Pollini

La movilidad se instaló en la vida de todos nosotros hace tiempo. Hay gente que trabaja solo con un teléfono, quienes lo alternan con una tablet y quienes necesitan una notebook. ¿Qué visión tenés de este escenario y de cómo participa cada dispositivo?
El teléfono es uno de los dispositivos más aptos para estar comunicados, pero para el trabajo, el estudio y el ocio un dispositivo con mejor pantalla y más prestaciones es imbatible. Se complementan sin que uno reemplace al otro. El celular tiene una configuración y unas prestaciones muy uniformes y la tableta también, pero tiene que ver con el uso. No es lo mismo hacer streaming y ver películas que trabajar con imágenes o procesar información.

¿Cómo ves, desde la demanda, la participación de mercado de cada uno?
Después de la cuarentena quedó claro que se puede trabajar en casa, en un bar o en una oficina y el equipo portable permite explotar el trabajo remoto. Por eso tiene una participación de mercado que ronda el 80% y el resto se distribuye entre los equipos de escritorio.

¿Qué lugar ocupa hoy el equipo desktop?
Hoy un equipo de escritorio puede ser portable. En Lenovo tenemos uno que se puede guardar en el bolsillo del saco. No deja de ser un CPU potente con tamaño muy reducido. No es que se pueda trabajar sin teclado y monitor, pero lo puedo llevar y conectar en mi casa o en una oficina. Aparecen productos que no tienen el precio de una notebook pero pueden cumplir la función de movilidad.

La pandemia produjo un recambio del parque y apareció un aspiracional más alto en el consumidor: un dispositivo mejor o saltar a la laptop. ¿Se están equilibrando la demanda y la oferta? Lo pregunto porque salimos de la pandemia y la guerra de nuevo afectó al abastecimiento, la logística y la disponibilidad de recursos.
Durante la pandemia muchas familias con varios hijos comenzaron a incorporar un segundo o tercer dispositivo, pero pensando muy bien qué comprar. El consumidor empezó a ser más demandante y las marcas fuimos trabajando en la disponibilidad de ese tipo de productos. Se da entonces un recambio tecnológico y una expansión del mercado, porque creció la base instalada. Vino el conflicto bélico sobre la cadena de abastecimiento, ya golpeada en la pospandemia, y trajo aparejada mayor demanda que oferta. Esa situación tendió a normalizarse y la demanda bajó un poco porque parte de su necesidad se cubrió en los últimos dos años.

La baja en la demanda se ve en los informes de Gartner o IDC. ¿La ves más en los dispositivos de gama baja? ¿Se puede pensar que los mercados pongan mayor atención en el segmento corporativo o premium?
Eso va de la mano de los mercados, la madurez de cada uno y la segmentación de esos mercados, sobre todo los comerciales. Hay industrias en una expansión fuerte y otras en recesión también fuerte. Hay industrias con demanda por encima de la que tuvieron en los últimos dos años y otras en merma, como industrias financieras que adelantaron sus compras durante la pandemia y hoy muestran una merma en la demanda.

¿Cómo ves esa dinámica desde el consumo?
Se empieza a ver nichos con más peso. Un ejemplo son los gamers, un segmento que en la pandemia creció y con productos que todavía siguen creciendo. Hablamos de productos de consumo y que no son los más económicos. Ciertos productos de configuraciones altas muestran una demanda sostenida y los de entrada la merma más importante.

EL DESARROLLO DEL RETAIL
“El canal está pasando por una etapa de cambio que en muchos aspectos tiene que ver con ser más eficiente en los procesos, para rotar en forma rápida y con los márgenes necesarios. Nuestro desafío es cómo lo acompañamos y lo ayudamos, qué tendencias vemos hoy en el mercado y cómo el retail puede montarse sobre esas tendencias lo más rápido posible”.

¿Ves una tendencia a la baja en los precios?
Muchos componentes muestran una tendencia declinante en el costo. En la medida que se equilibran la oferta y la demanda, el costo de los componentes empieza a mostrar alguna baja. Hubo inversiones fuertes durante la pandemia para incrementar la capacidad instalada, que empieza a estar disponible para que haya una baja en los costos.

Esa baja en el precio y también en la percepción que tiene el consumidor de los precios, sobre todo en el segmento de consumo, ¿podría potenciar lo que dijiste antes sobre la inteligencia del usuario al buscar mejores dispositivos y mejores configuraciones?
Totalmente. Es un comportamiento visible en los mercados muy maduros, donde el consumidor está muy pendiente de la variación del precio en los productos de alta gama.

¿Tenemos acceso hoy a la misma tecnología que disponen los mercados más desarrollados?
La misma tecnología disponible en los países centrales está disponible en el mercado argentino. Capacitarnos, saber qué estamos adquiriendo, qué vamos a promocionar, es fundamental y en mucho de eso el retail tiene información y la capacidad de entender las tendencias que el mercado argentino va a tener. Esa comunicación entre ellos y nosotros, por nuestro lado dando visibilidad sobre la tecnología que va a venir, los tiempos en los que va a llegar y la visión del retail y su conocimiento del mercado nos permite ser más eficientes sabiendo que tenemos el producto que se va a vender.

El asesoramiento en el punto de venta es fundamental. El consumidor no siempre sabe qué comprar, o cómo pedirlo en función del resultado que quiere obtener de sus dispositivos.
Por eso me refería a la capacitación. La gente que está en el salón de ventas es la que puede interpretar lo que cada cliente necesita. En la pandemia, mucho retail que antes estaba fuera de la tecnología de cómputo, al ver la demanda que tenía esta categoría y la oportunidad de tener este producto en su oferta, comprendió que vender cómputo no es simple, por la diversidad de configuraciones y de uso que pueden tener los productos. La capacitación hará que su cliente le sea fiel por haberle vendido el producto que necesitaba.

La tecnología ya es parte de la vida de todas las personas. ¿Cómo la percibís proyectándola en lo inmediato?
La tecnología tiene que ser una herramienta para que la gente pueda desarrollarse, por eso es importante que llegue a las manos correctas la tecnología que el cliente necesita. La tecnología permite a las industrias ser eficientes, lo que redunda en mejores productos y mejores costos. Algo que no es menor es que la tecnología tiene que ser un factor de igualdad. Durante la pandemia vimos ejemplos de colegios donde los alumnos no podían estudiar porque no tenían los dispositivos o la conectividad. La tecnología tiene que permitir que todas las personas tengan las mismas oportunidades para desarrollarse.

Otra consecuencia de la expansión tecnológica es el trabajo a distancia, que no es nuevo pero no se había generalizado tanto como durante la pandemia, y se mantiene aún después en esa dinámica con el trabajo híbrido. La tecnología también tuvo mucho que ver en esto.
En Lenovo, que tenía a todos sus empleados sentados en una oficina, empezamos a contratar personas del interior del país. También tenemos un centro de servicios en la Argentina que exporta servicios con gente que trabaja desde acá para Estados Unidos y países de América Latina. Esto ya existía, pero la pandemia lo potenció y la tecnología lo permitió. El objetivo de Lenovo es contribuir a que la tecnología sea cada vez más inclusiva.

Compartir noticia

También te puede interesar…

ÚLTIMA EDICIÓN

N° 157 | Diciembre 2022
Ediciones Anteriores

    Comercializá este producto en tu comercio, contactate con el fabricante: