Entrevista exclusiva: Martín Castro Director para la región Sur en Whirlpool Latin America

Compartir noticia

Con el Director Regional de Whirlpool analizamos el mercado, la evolución de los productos de línea blanca y las proyecciones de la nueva planta de producción de Pilar, desde la que ya comenzaron a exportar lavarropas de carga frontal a Brasil.

¿Cómo viste al mercado y al sector de línea blanca, durante 2022 y lo que va de este año?
En líneas generales es un mercado que está mostrando una tasa de crecimiento muy acelerada. Desde el último año y lo que va de este hasta agosto, son casi veinte meses y los últimos diecinueve la línea blanca mostró crecimiento en unidades contra el mismo mes del año anterior. Es un mercado que en volumen tracciona fuertemente y está creciendo, porque la pandemia generó un atractivo para aggiornar la casa, sigue siendo un lugar de refugio de valor por las innovaciones tecnológicas y un mercado atractivo para el consumidor argentino que crece con una tasa positiva y en el que desde Whirlpool estamos ganando participación de mercado.

“Queremos que nuestras exportaciones
superen a las importaciones”


¿Tienen medido ese crecimiento del mercado?

En el primer trimestre venía en torno al 20% de crecimiento en comparación con el trimestre pasado. En el segundo trimestre se desaceleró y en el semestre viene creciendo en torno al 12% o 14%. Podemos detectar que el mercado va a tender a desacelerar, pero tiene crecimiento de doble dígito.

¿Cómo lo analizás por cada categoría?
Refrigeración, cocción y lavado muestran un crecimiento igual. Tendrán presente la inversión que hicimos en la planta de Pilar, entre 52 y 54 millones de dólares en la fábrica más moderna de la compañía a nivel mundial. Nuestro fuerte ahí es desarrollar lavarropas de carga frontal y tener un año calendario de 300.000 unidades, con dos tercios destinados a la exportación y más de 100.000 unidades para el mercado local. Lavado de carga frontal es uno de los drivers del crecimiento del mercado, y nosotros lo apalancamos con nuestra línea de carga superior, una categoría que funciona muy bien.

¿Cómo ves a heladeras y cocinas, segmentos donde también tienen productos nuevos?
A diferencia de otros mercados, el gran fuerte siguen siendo las heladeras cíclicas, con 70% de participación. Sin embargo, tanto las no frost como las cíclicas, tienen tasas de crecimiento y también cocinas, que con menos volumen crecen año contra año y suman innovaciones.

Aún con un volumen menor, ¿crece la participación de no frost sobre las cíclicas?
No está teniendo el crecimiento que nosotros como compañía buscamos. El principal limitante es el alto desembolso que tiene que hacer el consumidor cuando compara cíclicas contra no frost. En la mayoría de los mercados del exterior, cíclicas es una categoría que tiende a desaparecer. El mercado argentino tiene ciertas similitudes con el de Europa, pero no necesariamente con el de Estados Unidos y en esto depende mucho qué tipo de productos se compara y de qué origen, si somos más consumidores del segmento europeo o del americano.

Balanza Comercial
“Nuestro objetivo es tener una balanza comercial superavitaria”, afirmó Castro, refiriéndose a la política de importación y exportación. “Esto nos posicionaría como la única industria de electro en esa situación. Cuando uno mira a todas las industrias de electrónica de la Argentina, se ve que son deficitarias desde el punto de vista de la balanza comercial. Nuestro interés es que las exportaciones superen a las importaciones y para eso hicimos las inversiones en la planta de Pilar”.

¿En lavado hay diferencias notorias con otros mercados regionales?
El mercado argentino está muy apalancado en los lavarropas de carga frontal y en Brasil es totalmente al revés, donde predomina el de carga superior. Cuando pensamos en el desarrollo de la planta, la decisión fue que la Argentina se integre en la matriz productiva de la compañía a nivel regional, pero con todo el expertise a nivel del consumidor de acá, donde se prefiere el lavado de carga frontal. La planta se instaló para complementar lo que existe a nivel regional y, por ese expertise, vamos a exportar lavarropas de carga frontal en el resto de los mercados.

¿La política es exportar a Brasil lavarropas de carga frontal y desarrollar allá ese segmento?
Claro. En una primera etapa desde Argentina vamos a abastecer al mercado de Brasil con carga frontal y a medida que tengamos más volumen iremos abasteciendo al resto de los mercados de América Latina.

¿Hay planes concretos para ir a alguno o algunos de esos otros mercados?
Todos los mercados están abiertos al desarrollo de nuestros productos. Tenemos la planta más moderna de la compañía a nivel mundial y hay avidez de los mercados por tener este tipo de productos. Todavía estamos en la curva de aprendizaje. Cuando termine esa curva y tengamos el volumen del que estuvimos hablando, más allá de abastecer al mercado de Brasil vamos a abastecer al resto de los mercados donde operamos.

¿Cuánto exportaron ya al mercado brasileño?
Arrancamos en marzo y el 30% de todo el volumen de fabricación se exportó a Brasil. El mes pasado cerramos en torno al 60% de la producción total que generó la planta.

PRODUCCIÓN
“En el contexto actual es muy significativo que estemos tomando 150 personas más en la planta”, dijo Castro.

¿A futuro tienen pensado producir también otros electrodomésticos?
Hoy el 90% está destinado al desarrollo y producción de lavarropas de carga frontal y también ensamblamos lavarropas de carga superior y cocinas.

¿Cómo es la estrategia para Whirlpool y Eslabón de Lujo en el target de consumo de cada una?
Eslabón de Lujo tiene más de 70 años en el país y Whirlpool más de 30. Cada marca tiene una situación distinta e independientemente del nivel socio económico, el litraje o la innovación tecnológica, tratamos de abarcar a todos los consumidores y complementamos con las dos marcas a toda la categoría.

Pensando en Eslabón de Lujo y sus 70 años, ¿cómo evoluciona una marca que conceptualmente fue algo determinado para toda una generación y puede significar algo totalmente distinto para las posteriores?
Una de las tareas del equipo de marketing es seguir aggiornando a la marca, y hacerla atractiva para las nuevas generaciones. Tanto con Eslabón de Lujo como con Whirlpool nos actualizamos para que nuestros consumidores nos sigan eligiendo. Tenemos claro a qué segmento de consumidores le hablamos y cómo le hablamos, sobre todo a las nuevas generaciones que mañana van a ser consumidores recurrentes de nuestros productos.

¿Qué escenario o situación industrial y comercial tienen previsto alcanzar cuando lleguen a las 300.000 unidades/año fabricadas?
Nuestra estimación es que esas 300.000 unidades generen más de 50 millones de dólares en exportaciones y con eso tendríamos una balanza comercial cero o positiva, logrando una posición muy competitiva respecto de nuestros competidores en cuanto a la balanza comercial.

¿Van a apoyarse en ese superávit de la balanza o desarrollarán más proveedores locales, tanto de partes como de insumos?
Es una excelente pregunta. Antes de desarrollar la planta veníamos trabajando en el desarrollo de proveedores locales y cuando ya teníamos la fábrica montada tuvimos muchas charlas con la Secretaría de Producción, porque es una responsabilidad nuestra generar el desarrollo de estos proveedores y seguir desarrollando la industria nacional. Con la Secretaría fuimos trabajando en qué tipo de proveedores locales necesitábamos desarrollar, para que nos ayudaran a encontrarlos. Este año redujimos entre 7 y 9 millones de dólares las importaciones por el desarrollo de proveedores locales y para el año que viene estimamos alcanzar entre 15 y 17 millones.

¿Cómo ves el futuro inmediato, respecto al consumo y a los canales de distribución?
Como compañía, veo que tenemos mucho espacio para seguir creciendo y desarrollando productos. Creemos que el consumidor argentino siempre está ávido de tener nuevos productos y seguir invirtiendo en ellos.
Desde el punto de vista de los canales, uno de cada 4 productos que comercializamos pasa por el canal online y tanto los distintos tipos de clientes, como la compañía, fuimos desarrollando todo lo que tiene que ver con la venta digital y me parece que esto va a seguir pasando. Hay mercados que en la post pandemia volvieron a una plataforma online un poco menor, otros al revés y todavía hay una posibilidad de desarrollar esos canales de forma mucho más grande. El canal retail todavía se está acomodando por la pandemia y pospandemia y lo que pasó con players como Garbarino, Ribeiro o la salida de Falabella.

Aún con los casos que mencionaste, no se produjo una concentración notoria.
No, todo lo contrario. El canal sigue atomizado si lo comparamos con Chile, o Estados Unidos, donde los canales de venta están mucho más centralizados. Nosotros, en promedio, atendemos unas 200 cuentas por mes, pero hay compañías que tienen más de 1500. El mercado argentino tiene muchos puntos de contacto con los consumidores.

¿Cómo gestionan en la planta las políticas de sustentabilidad?
Cuando proyectamos la planta pensamos en que fuera sustentable. Tiene mucha iluminación natural, por lo que el consumo de energía es muy bajo. Recolectamos el agua de lluvia para todo el uso de agua que se necesita y no enterramos desechos, además de generar una plantación de árboles para compensar cualquier tipo de impacto ambiental que pudiéramos estar provocando en el Municipio de Pilar. La planta incorpora tecnología de última generación que nos permitirá enfocarnos en la exportación de productos con alto valor agregado y estándares de calidad World Class Manufacturing (WCM), los cuales aseguran eficiencia a través de la última tecnología de fabricación mundial y permiten desarrollar una producción basada en operaciones y prácticas sustentables.

¿Hay algo que no te haya preguntado?
Creo que tocamos todos los temas. Solo destacar que estamos incorporando el segundo turno de contratación en la planta. En el contexto actual es más que significativo que en agosto estemos incorporando a 150 personas más para tener un nivel de exportaciones significativo. En Pilar nos instalamos en 80.000 metros cuadrados de los cuales ya tenemos construidos 30.000 y compramos un terreno contiguo con otros 80.000 metros cuadrados, pensando, a futuro, desarrollar una nueva fábrica.

Por Rodolfo Pollini / rdpa2005@gmail.com

Compartir noticia

También te puede interesar…

ÚLTIMA EDICIÓN

N° 164 | Enero 2024
Ediciones Anteriores

Suscribite a nuestro
newsletter