En 2022, Kingston reforzará sus productos de gama media y alta y presentará novedades en la línea de USB

Kingston Technology anunció que cerró de los mejores ejercicios de la historia en América Latina. Argentina, superó su récord histórico que remontaba a 2010, y cerró 2021 con 30% más de ventas que en 2020. Un punto clave en materia de venta son las unidades de estado sólido (SSD), y el proceso de maduración de este producto siguió su curso durante 2021.

Jean-Pierre Cecillon, Director Regional para Sudamérica de Kingston, destaca el crecimiento de dos dígitos en Chile y en Colombia, países donde el fabricante logró crecer por cuarto año consecutivo: “Como se sabe, la familia de SSDs ya es la más grande para nosotros en términos de facturación y en 2021 se amplió aún más su dominio. En términos de volúmenes, 2021 fue claramente superior a 2020 con una disponibilidad de productos más constante. Vemos también una tendencia natural al aumento de capacidad, y además, al rápido crecimiento y adopción de la tecnología NVMe. Así, las unidades de 480GB ya representan un 32% del consumo en Latinoamérica para la compañía y el segmento NVMe ya alcanza 10% de los despachos”.

El ejecutivo explica que, el año pasado, Kingston hizo una fuerte apuesta para continuar fortaleciendo su vínculo con el sector del gaming. El punto destacado fue la presentación de su línea Kingston Fury: “Sin lugar a duda, la campaña principal y el foco de marketing en 2021 fue el lanzamiento de nuestra nueva marca de memorias para gamers, overclockers y entusiastas. Desde el anuncio de la venta de la división de periféricos en febrero pasado, nos enfocamos en crear una nueva marca que pudiera estar en el mercado lo más pronto posible, y en julio anunciamos la llegada de Kingston Fury”.

Cecillon precisa que “el enfoque fue mostrar que la compañía se mantiene en el segmento gamer, manteniendo el mismo nivel de servicios y la calidad legendaria de los productos. Por la aceptación del canal en los diversos países, la transición fue aún más suave de lo que esperábamos y vemos que los usuarios entendieron el mensaje de continuidad y la adopción de la nueva marca se hizo naturalmente”.

Crecimiento sostenido

Sin duda, el crecimiento sostenido en la primera mitad del año marcó positivamente todos los números de Kingston. El sector de TI fue un ganador indiscutido desde el arranque de la pandemia, a pesar de los problemas de logística que siguieron afectando las cadenas de producción y los faltantes de componentes, que en el caso de la empresa fueron mucho más limitados que el año pasado.

“En el segundo semestre, con la reapertura de una mayoría de países hacia una libertad de movimientos, reuniones y actividades sociales masivas, hemos notado en varios mercados un cambio claro en las prioridades de consumo que sin dudas modificó el ritmo de los negocios. Es así que pudimos ver que nuestra única línea de productos que venía fuertemente golpeada por la pandemia (la de los productos flash como USB y tarjetas) parece haber encontrado un punto de resistencia en la baja. Finalmente, en varios países, la venta de USB y tarjetas empieza a reaccionar, en paralelo a la vuelta a las clases, los viajes, las actividades al aire libre”, puntualizó el Director Regional para Sudamérica de Kingston.

Del mundo gamer venimos y allí vamos

En referencia a la nueva línea y al entusiasmo que la marca mostró por el segmento gamer, Cecillon apunta que “Kingston forma parte de este mercado desde 2002, cuando constituyó su división especializada para gaming, y los productos se centraron en módulos de memoria RAM de alto rendimiento. Lanzar la nueva marca este año muestra que el compromiso se mantiene y que seguiremos apostando por él, que la línea Kingston Fury seguirá ampliándose”. De hecho, la compañía lanzó recientemente el SSD Kingston Fury Renegade, una unidad PCIe 4.0 NVMe que arranca en los 500GB y va hasta 4TB, y es el primer paso en la diversificación de la línea de productos.

Tendencias para el 2022

Este año trae varios desafíos a una economía global golpeada por el problema pandémico que en marzo completará dos años. “En contextos como estos, nuestros productos representan una gran ayuda para usuarios finales, sean empresas o individuos. Si a este panorama sumamos el hecho de que muchos sistemas vendidos en el periodo 2020/21 tenían una configuración básica insuficiente tanto en memoria RAM como en performance de almacenaje, tenemos una perspectiva muy favorable otra vez para los upgrades de memoria y SSD”, explicó el ejecutivo.

Una de las primeras novedades para 2022 será el aumento de disponibilidad de productos DDR5, aunque no está previsto para este año que esta tecnología pase a ser la dominante, DDR4 aún será importante en la industria. Específicamente, la línea Kingston Fury será la de mayor cantidad de lanzamientos, tanto por capacidad de los productos como por velocidad de los módulos y renovación de los “heat spreaders”.

En la línea flash, la idea de Kingston es reforzar la gama media y alta de productos y se verán varias novedades en la línea de USB, con productos duales y conectores tipo C. Para los SSD, la estrategia seguirá apoyándose en productos de entrada con precios muy agresivos para mantener el éxito del producto NV1, un NVMe de entrada que tuvo una penetración fantástica en el mercado. También los productos de mayor performance tendrán sus lanzamientos, para servidores como para estaciones de trabajo.

 

TyN Magazine

También te puede interesar…

ÚLTIMA EDICIÓN

N° 155 | Septiembre 2022
Ediciones Anteriores

    Comercializá este producto en tu comercio, contactate con el fabricante: