Este año, más de la mitad de las ventas minoristas del país las explicará el comercio electrónico y en ventas online, China superará a estados unidos en más de 2 billones de dólares

El portal emarketer vaticina que este año, el 52,1% de las ventas minoristas de China saldrán del comercio electrónico, superando el 44,8% del año anterior y, largamente, el 29,2 de 2018. Por primera vez, la mayoría de las ventas minoristas de todo un país se realizarán online. El país con la siguiente tasa más alta de e-commerce como porcentaje de las ventas minoristas es Corea del Sur, donde emarketer proyecta un 28,9% de ventas en línea, mientras que Estados Unidos solo alcanzará el 15,0% y el promedio entre los países de Europa occidental será del 12,8%. El año pasado, las ventas físicas cayeron 18,6% en China y se proyecta que caerán otro 9,8% este año. En comparación, el comercio electrónico creció un 27,5% en 2020 y crecerá otro 21,0% en 2021.

Los fundamentos del e-commerce de China se remontan a historias de la década de 2000 y principios de la de 2010:

La aparición de Alibaba, que brindó un acceso confiable y una entrega rápida de casi cualquier cosa.

Los sistemas de pago digitales, como Alipay de Alibaba y WeChat Pay de Tencent, años por delante de sus competidores occidentales en uso y velocidad.
Una cultura de compra física incómoda, a menudo conflictiva, motivó a confiar en el e-commerce por la facilidad para realizar devoluciones y obtener reembolsos.

Servicios de entrega de bajo costo casi ilimitados, proporcionados por millones de trabajadores migrantes de China, permitieron a empresas como Alibaba y JD.com ofrecer entregas en el día por centavos.

La cultura del comercio móvil, impulsada por teléfonos inteligentes, existió desde el principio gracias a la etapa de desarrollo económico de China y a que la mayoría se salteó la era de las PC y se unió a la era de Internet directamente a través de dispositivos móviles.

No todos estos factores siguen vigentes. Los costos laborales se dispararon y no todos pueden entregar en horas y por centavos. En los primeros años era más barato y agradable el comercio electrónico que ir a la tienda. Gracias a este entusiasmo inicial y a su enorme población, China está hoy muy por delante del mundo en ventas online. A pesar de que Estados Unidos se mantiene delante de China en ventas minoristas generales, en online este año China lo superará en casi 2 billones de dólares.