El 57% de las empresas a nivel global reconocieron que tuvieron un mejor desempeño durante los últimos 12 meses

Una investigación realizada por PwC reveló que a pesar de las restricciones originadas por la pandemia, muchas empresas han aumentado la productividad y el desempeño de su fuerza laboral. Sin embargo, el sondeo señala que han surgido obstáculos culturales y de liderazgo que impiden la creación de estrategias sólidas para consolidar esa mejora.

El trabajo remoto e híbrido ha proporcionado un impulso a la productividad a corto plazo. Así, el 57% de los encuestados reconocieron que su organización tuvo un mejor desempeño durante los últimos 12 meses, y tan solo el 4% dijo que el desempeño de su empresa fue significativamente peor en dicho período.

Sin embargo, es posible que las mejoras en la productividad y el desempeño se hayan producido a costa de la confianza a largo plazo en los empleados. De hecho, solo el 31% de los líderes empresariales y de RR.HH. encuestados creen firmemente que su organización está generando altos niveles de confianza entre los empleados y sus supervisores directos. Esto puede deberse en parte al agotamiento: casi tres cuartas partes de los encuestados (74%) no están completamente seguros de que los colaboradores puedan manejar la carga laboral de modo de poder aprovechar al máximo su tiempo personal.

La digitalización seguirá siendo una de las principales preocupaciones de los líderes y actualmente existe una brecha entre el papel destacado que desempeñará la tecnología en la estrategia de la fuerza laboral y la comprensión de los riesgos. Los resultados de la encuesta indicaron que los tres desafíos más significativos de la fuerza laboral son:

1)     Identificar los riesgos de reemplazar el trabajo humano con tecnología

2)     Identificar las habilidades que los trabajadores necesitarán en el futuro debido a la tecnología

3)     Comunicar claramente sobre el efecto de la automatización y la IA en las futuras necesidades de habilidades

Asimismo, según los encuestados, los tres factores más importantes que impiden el progreso son las presiones de costos, la capacidad de liderazgo y la cultura organizacional.

“Es tiempo de que los líderes creen un entorno que respalde la productividad sostenible. Las personas son una parte integral de la ecuación tecnológica: los líderes deben comprometerse y escuchar a su gente y ser receptivos para abordar el agotamiento de los empleados y el deseo de las personas de trabajar para organizaciones que estén a la altura de su propósito, valores y cultura. Esto es fundamental para retener y motivar a los empleados», mencionó Damián Vázquez, Socio de PwC Argentina a cargo de Managing Consulting.

También te puede interesar…

ÚLTIMA EDICIÓN

N° 155 | Septiembre 2022
Ediciones Anteriores

    Comercializá este producto en tu comercio, contactate con el fabricante: