Tío Musa festeja “30 años”

Compartir noticia

Por Claudia Carrivale
prensa@editoracycargentina.com.ar

Alberto Chaia nos cuenta la historia de la empresa familiar de venta de electrodomésticos que nació con un pequeño local en Villa Crespo, se convirtió en pionera de las ventas online, y hoy, con el esfuerzo y la perseverancia de siempre, proyecta la expansión en nuevos mercados.

¿Cuándo arranca la historia de Tío Musa?

En el 93 arrancamos con un local muy chiquito en el barrio de Villa Crespo, en Scalabrini Ortiz 397. Yo venía del rubro textil, y mi suegro era del rubro electrodomésticos, así que él me acercó un poco a esto. Fue muy duro al principio con un solo empleado. Al poco tiempo abrieron un local de electrodomésticos enfrente, y eso era una amenaza muy fuerte, entonces abrimos un nuevo local frente a ellos, y así quedamos con ventaja con dos locales en la misma cuadra para poder competirles. Ahí fue cuando se incorporó Sandra, mi esposa. Fueron muchas horas las que le pusimos a esta empresa desde el inicio, mucha energía, y sobre todo mucha perseverancia.

Un comienzo a pura prueba y estrategia.

Sí, porque después abrimos una mueblería en la misma cuadra, así que teníamos tres locales contra uno. Pusimos mucha fuerza ahí. El local de la competencia terminó cerrando, y ahí decidimos cerrar el local de la esquina, el inicial, y nos quedamos con los dos que estaban uno frente al otro. Después abrimos un local en Palermo Soho que se llamaba Zona Digital, hermoso local, pero se complicó, no había productos, eran productos muy pemium, entonces lo cerramos y abrimos los locales de Villa Urquiza y Paternal.

¿Cómo pasaron de ser la casa de electrodomésticos de un barrio de Capital a ser un jugador líder a nivel nacional?

En el año 2002, un día entra un chico al local y nos dice: soy de Mercado Libre (ML), ¿te interesa poder vender productos a través de una plataforma digital?, y le digo bueno, probamos. ML tenía un año y medio de existencia y era todo muy manual, entonces comenzamos publicando dos productos, y se vendieron de inmediato. Eso era realmente una aventura, es como si hoy digo: estamos saliendo un fin de semana a la Luna.
Al mes de eso recibimos una llamada de una persona de Australia que quería regalarle una heladera a su mamá para el Día de la Madre. Y pensé ¿cómo alguien me llama desde Australia para que le venda una heladera y se la lleve a Lanús? Eso me partió la cabeza y dije: es por acá. Nos dimos cuenta que podíamos llegar a todos lados, y nos metimos de a poco en lo que era en ese momento el canal de e-commerce. Cada vez que ML sacaba una herramienta nueva (Mercado Envíos, Mercado Pagos, etc.) la probaba con nosotros.
Actualmente nuestros canales de venta son nuestra web, ML, los locales, y estamos incursionando en otras plataformas del canal online en diferentes marketplace.

¿Cuántos locales tienen hoy y cuál crees que es el diferencial de Tío Musa?

Tenemos cuatro locales y un punto de pick up: Paternal, Villa Urquiza, los dos de Villa Crespo y Caballito. Y por supuesto, la llegada a todo el país con las ventas online. Trabajamos todo lo que es electrodomésticos, muebles, camping, tiempo libre, griferías, y todo lo que se necesita en un hogar. Contamos también con importación de productos relacionados a nuestra actividad.
Tratamos siempre de diferenciarnos, de llegar al cliente con el mejor precio y con la entrega lo más rápido posible, y eso hizo que podamos llegar a más cantidad de gente. Si bien hoy es algo normal, la entrega del producto en el día o en 24 hs, eso no existía y eso era un valor agregado de nuestro servicio. Nuestra fortaleza es la logística, poder llegar a todo el país con todos nuestros productos, siempre con el mejor precio del mercado. No tenemos la gran publicidad, pero siempre hay alguien que nos compró a nosotros.

¿Cómo organizaron los festejos de estos 30 años?

Fue una idea de Sandra, quien impulsó toda la organización de los festejos.  Hicimos una fiesta en Palacio Alsina, la idea era devolverle a nuestros proveedores, que algunos ya son amigos, el apoyo que recibimos de ellos durante estos 30 años, mimarlos un poco por todas las conversaciones difíciles que a veces hay que tener. En unos días habrá otra fiesta para los empleados y ex empleados. Queríamos agradecer a nuestros colaboradores y empleados, que día a día tienen un compromiso muy grande para que esto funcione. Somos una estructura muy chica pero estamos a full todo el día.

¿Qué proyección tienen para los próximos años?

Hoy estamos en un proceso de profesionalización de la empresa en todo sentido. Tenemos un nuevo Director que es quien estuvo a la par nuestra en los últimos diez años. Sumamos un nuevo Gerente Comercial, y una Responsable de Marketing. Creo que 2024 va a ser un año para acomodarse y ordenarse, y esperar que el 2025 sea mejor si las cosas van bien. Y de ahí en adelante con una nueva estructura, siempre hay ganas de nuevos proyectos, tenemos en mente expandirnos a nuevos mercados en Latinoamérica, puede ser Chile, México, Uruguay. Venimos paso a paso.

UN NOMBRE BIEN DE FAMILIA

“Mi papá se llamaba Moisés y le decían “Musa”. Antes a las personas más grandes se les decía “tío”, y mucha gente lo llamaba así, era el tío, y su nombre en árabe es Musa. Entonces le pusimos solo como razón social “Tío Musa”.  Cuando empezás no sabes ni a donde vas a llegar, y un día vino la gente de Noblex y puso un cartel que decía Tío Musa, no teníamos marquesina, no teníamos nada en ese momento, y quedó así. Más de una vez lo quisimos cambiar, ¡pero no nos dejaron! Creo que ya lo transformamos en una marca”, concluye Alberto.

 

Compartir noticia

También te puede interesar…

ÚLTIMA EDICIÓN

Suscribite a nuestro
newsletter