Trabajando a pleno en la utilización de la energía renovable, Olympic presenta una solución basada en el uso de la energía solar para reemplazar la corriente eléctrica tradicional ante una emergencia. Es un kit de 8 volts que puede utilizarse en actividades al aire libre como el camping, en casas y oficinas y que según César Vargas, Gerente Comercial de la empresa, tiene un precio accesible, acorde con el segmento de público y el uso al que va dirigido, lo que agrega una ventaja al beneficio y utilidad específicos que aporta. “Esto es importante, especialmente si tenemos en cuenta que la utilización en general de los paneles solares todavía es incipiente y tanto el panel, como la batería y el transformador no tienen costos bajos”, explicó.

Aunque reconoció que este tipo de equipos no son una solución energética definitiva, por ejemplo porque no pueden mantener en funcionamiento una heladera, Vargas destacó que son una gran solución intermedia, que puede alimentar 4 o 5 lámparas de la casa durante la emergencia y cargar el celular o la notebook. “Es un producto relativamente nuevo, pero ideal para comercializar en el canal de artículos para el hogar, porque su uso es totalmente aplicable a las actividades cotidianas de cualquier persona, en su casa, su oficina o cualquier lugar de trabajo”, amplió Vargas. “Ante un corte de energía eléctrica se lo conecta a una batería con un cargador que viene hasta con radio FM y mientras se restablece la corriente de la red se puede cargar un dispositivo o salvar la iluminación puntual del momento”.

Uno de los equipos que ofrece Olympic es por sí mismo amigable con el ambiente, porque tiene el 80% de sus componentes reciclados. Por esto, y por la utilidad que brinda, la empresa fue seleccionada por el diario La Nación y el Banco HSBC entre más de 700 proyectos para participar por el Premio 2019 a la Mediana y Pequeña Empresa en la Categoría Sustentabilidad. El kit se presenta en un pack con forma de pequeña valija, práctico tanto para exhibirlo como para transportarlo.