Monitores: El sector se diversifica con nuevos usuarios

Diversificada la oferta por la incorporación de tecnología, los monitores dan pelea en un mercado muy competitivo y con consumidores que definen nuevos perfiles de uso.

Por Rodolfo Pollini

Según Pablo Oliveira, Country Product Manager de Asus, en los últimos años el uso del monitor se diversificó, en parte por su evolución en el mundo del gaming y también por la pandemia, cuando trajeron monitores portables, un nicho pequeño cuya demanda aumentó con usuarios que no querían tener un monitor muy grande en sus casas y con los portables tenían un segundo dispositivo conectado por USB. “En gaming, año a año vemos cambios en los paneles”, agregó. “Está muy estandarizada la tasa de refresco de 144 Hz, pero en la Argentina ya estamos trabajando con 165 y a nivel global hay modelos de 360 Hz”. “El año pasado no notamos gran diferencia con el mercado de 2020, pero vimos que, aunque la movilidad redefinió todo el ámbito del trabajo, el mercado de monitores sigue demandado por la necesidad de los usuarios de mayor productividad o de usar dos pantallas”, afirmó Estefanía Vivas, Field Marketing Manager en Dell Technologies.

“Al crecimiento de la movilidad se sumó el uso de múltiples pantallas y ahí surgió el crecimiento de los monitores”, coincidió Harold Becker, gerente de Interior en HDC. “Nosotros estamos en el mercado de las pantallas planas y notebooks y tenemos una computadora para gaming que podemos ofrecer junto con el monitor gaming”.

Desde Viewsonic, Marcos Paredes, Territory Manager, reconoció que la pandemia afectó al mercado de monitores positivamente”. “El teletrabajo generó un impulso, al mismo tiempo que la educación a distancia”, dijo. “Antes en las casas había una PC que utilizaba alguno de los hijos para estudiar, o los padres para consultar Facebook, o el periódico. Sin embargo, las casas se transformaron en escuela y en oficina y es difícil trabajar todo el tiempo con la pantalla de una notebook; en algún momento se necesita un monitor extendido. Otro segmento que influyó fue el gaming. Entre 2019 y 2020 multiplicamos la venta de monitores gaming por 6 y en 2021 se mantuvo esa tendencia creciente”.

¿CURVO O PLANO?

“La tendencia es que los monitores curvos de tipo gaming van a tener una velocidad de respuesta menor que los monitores curvos y planos de tipo comercial”, dijo Max Roth, desde Dell. “También identificamos que en las tareas de productividad el usuario es más eficiente con un monitor curvo, debido a que puede ver más información de forma simultánea”.

“El 2021 fue una continuidad de la tendencia que se observó a lo largo de 2020”, sostuvo Martín Sánchez, Consumer Brand Manager en Lenovo. “Producto de la necesidad del teletrabajo, los monitores mostraron un salto sustancial en términos de venta. Luego del boom de los años fuertes de pandemia, se ve un decrecimiento del mercado a nivel general en todas las líneas y se proyecta que los monitores no van a ser la excepción. Debido a las nuevas modalidades del trabajo, va a haber una mejora en las características buscadas por los usuarios. Se empezó a valorar más a los monitores especializados, como por ejemplo los relativos al mundo gamer. Por eso proyectamos un incremento en el número de unidades. Consideramos que factores como la consolidación del home office y las nuevas demandas del gaming, entre otros, no harán más que consolidar esta tendencia. En cuanto al último resultado de Marketshare a nivel regional
(LAS) alcanzamos un máximo histórico con un 12,3.% de participación. Empezamos a ser parte del mapa en el mercado de consumo, ganando negocios en distintos países, con crecimientos acelerados en e-commerce y consolidando cada vez más nuestro negocio de Run-rate”.

Edgardo Folla director de Marketing de Philips TV & Sound (TPV), también reconoció el impacto de la movilidad y las notebooks en los monitores, aunque por tamaño, y por ergonomía, para muchos usuarios no es lo mismo tener la pantalla dentro de la notebook que en paralelo. “Inclusive, hay quienes no usan el teclado de la notebook”, agregó. “Con la pandemia hubo un repunte del mercado y tanto 2020 como 2021 fueron buenos años para los monitores por la distribución del trabajo entre la oficina y el hogar. El trabajo híbrido se mantiene y esperamos unos años activos para este negocio”.

Los usos y los usuarios
Analizando la demanda, Folla sostuvo que el salto del consumidor de pulgadas más bajas a mayores toma un poco más de tiempo que en los televisores, aunque reconoció que eso está sucediendo y se produce con mayor velocidad en el segmento gaming. “El profesional de esports necesita una pantalla grande para no perder ningún detalle del juego”, explicó. “Allí, el piso está estandarizado en 24”, mientras que entre los monitores estándar todavía tienen un peso relativo los de 19”, aunque se hacen notar los de 22” y 24” con una tendencia de participación en aumento”.

“Hace unos dos años que el estándar del mercado es el monitor de 24 pulgadas”, coincidió Oliveira. “La demanda de curvos es muy subjetiva, hay quienes los prefieren y quienes se sienten mejor ante uno plano. En volumen, en la Argentina tienen mucho más peso los monitores estándar que los de gaming, aproximadamente en una relación 10 a 1, porque la carga impositiva es alta y se siente mucho más en los modelos más especificados.

Seguí leyendo la nota en nuestra versión digital

También te puede interesar…

ÚLTIMA EDICIÓN

N° 155 | Septiembre 2022
Ediciones Anteriores

    Comercializá este producto en tu comercio, contactate con el fabricante: