Napse Talks es un ciclo de webinars donde se ponen en el tapete la omnicanalidad y los cambios de comportamiento del consumidor. En uno de esos encuentros, expertos en tecnología de Raízen, Axion Energy y Napse concluyeron que los descuentos o rebajas de temporada ya no alcanzan para atraer la voluntad de los compradores y hoy se impone conocer los hábitos de los clientes para anticiparse con la oferta.

La Inteligencia Artificial y el análisis de datos se convierten, entonces, en piezas clave de las estrategias de marketing digital, la personalización de la experiencia del usuario y el manejo de los inventarios.

Martín Ruiz, gerente de Operaciones Comerciales de Axion Energy, destacó que el componente vital son los datos, pero de calidad y en cantidad, con los cuales se puede estructurar un data lake (gran fuente de datos limpios y ordenados) para realizar un análisis avanzado.

Nicolás Montero, gerente de Aplicaciones de Raízen, recordó que las tiendas, que hasta hace unos años se limitaban a entregar un ticket al cerrar una compra, hoy tratan de identificar a sus clientes y conocer más al consumidor y sus patrones de consumo, para hacer segmentos o micro segmentos que les permitan brindar una oferta diferenciada. “Para ello armamos equipos que recolectan más datos y definen segmentos basados en algoritmos de IA”, apuntó.

Pero si bien los datos son considerados un activo de las empresas, por sí solos no aportan valor, por lo que es necesario invertir en Inteligencia Artificial para facilitar la implementación de promociones y la segmentación de campañas, lo que se traduce en clientes satisfechos y mejores ventas.

Martín Malievac, director de Investigación y Desarrollo de Napse, señaló que “el retail puede tomar decisiones y modificar la operación de una tienda de acuerdo a diferentes factores, como la ubicación, la estacionalidad o el perfil del cliente, y existen herramientas que ayudan a entender esa información y analizarla con múltiples variables, algo que no podría hacerse manualmente”.

Diego Sodor, líder de Data Science & Analytics de Axion Energy destacó la importancia de buscar datos útiles para perfilar al consumidor, pero puso el acento en la necesidad de encontrar patrones similares con otras personas, de acuerdo con sus intereses y gustos y para ofrecer promociones en función de esos datos.

La tecnología sirve para que las industrias conozcan a sus usuarios e identifiquen cómo modifican su comportamiento cuando adquieren un producto o servicio en las tiendas físicas o las digitales, tanto a través de la página o de una aplicación. Esto se debe a que las personas actúan de forma diferente en los diferentes canales. La Inteligencia Artificial puede detectar esos cambios, interpretarlos y capturar el contexto para hablarle al cliente en el lenguaje y el momento correcto y de acuerdo con el rol que está jugando, como señaló Eduardo Martínez, CIO de Raízen.

Pero la IA también puede ayudar a modificar el layout de una tienda, para mejorar la experiencia del consumidor, elevar las ventas y ganar efectividad en la administración de los inventarios de toda la cadena comercial.