En el contexto mundial del Coronavirus, varias empresas han optado por modificar su tipo de producción para poder reconvertirse y poder compensar las consecuencias de la pandemia. Es así que USMAN comenzó a fabricar pórticos sanitarios, un producto que contribuye a disminuir el riesgo de contagio y propagación del virus. Este artefacto se coloca en el ingreso a hogares, comercios, oficinas o en cualquier puerta de ingreso. El aparato pulveriza cloruro de benzalconio (venta libre) diluido con agua o cualquier sustancia recomendada tanto por la OMS como el Ministerio de Salud de la Nación.

Está construido íntegramente en acero inoxidable de primera calidad para una mejor limieza y mantenimiento, esta compuesto de aspersores que rocían al usuario en forma de neblina automáticamente al pararse en la bandeja de escurrimiento, debido a que posee un sensor de movimiento que acciona el sistema de desinfección. Sus dimensiones son 2,10mts x 1,00mts x 0,60mts de ancho. Se comercializa con un pedido mínimo de 15 unidades.