La Cámara Argentina De Servicios Técnicos Autorizados Para El Hogar (CASTAH) efectuó recientemente una encuesta, sobre un universo de 1546 talleres asociados, con el objeto de tomar conocimiento directo sobre las consecuencias económicas y sociales de la implementación de la cuarentena ordenada por el Dto. de Necesidad y Urgencia Nº 297/2020.

Como resultado de la misma, se extraen los siguientes datos:

• El 68% de nuestros talleres encuestados se dedican principalmente a las reparaciones de electrodomésticos de Línea Blanca (refrigeración, lavado) y Marrón (electrónica).
• El 80% de los encuestados emplea entre 1 y 5 personas, siendo en su mayoría cuentapropistas.
• El 80% de los encuestados vio reducido en un 100% su actividad, resultando un nivel de ingresos NULO en el periodo.
• El 65% de los encuestados afirma NO PODER PAGAR los sueldos de marzo del personal empleado. Solo el 12% podrá pagar marzo pero no abril.
• El 58% de los encuestados afirma tener deudas pendientes con AFIP con Rentas Provinciales y con Municipalidad, que no pueden afrontar al no poder recaudar.
• El 36% de los encuestados dice tener Planes de Pago de algún tipo, pendientes con organismos de recaudación.
• El 62% de los talleres necesitará, para poder subsistir, de algún tipo de subsidio, para micro, pequeñas y medianas empresas.
• En cuanto al pago de los servicios, más del 50% afirma que podrá afrontarlos en la medida que puedan volver a sus actividades normales, mientras que el 37% dice NO poder pagarlos.
• El 70% de los encuestados afirman ser inquilinos y el 100% dijo que no podrán afrontar el canon locativo al no contar con ingresos.

El relevamiento muestra que a casi la totalidad de los talleres se les han cortado los ingresos por efecto de la cuarentena. Ello implica que en su gran mayoría no podrán afrontar los sueldos, los alquileres, los impuestos y los servicios.

Por lo que necesitamos:

1º) La urgente intervención del Estado para cubrir los sueldos de nuestros empleados, de lo contrario, significa que en el cortísimo plazo deberán despedir el personal a cargo a los efectos de que reciban asistencia directa del estado.

2º) Solicitamos poder acceder a subsidios, para evitar la quiebra y afrontar gastos inherentes a la actividad.

Y finalmente como medidas correctivas progresivas de corto plazo:

3º) Solicitamos se autorice el funcionamiento de la actividad, con las debidas precauciones sanitarias del caso, atento la bajísima incidencia de la posibilidad de contagio por la baja interacción de los trabajadores con los clientes; una interacción muchísimo menor que, por ej. la de una Farmacia o una Ferretería, actividades autorizadas por el decreto de referencia y por la importancia del servicio, debido a que la población no puede prescindir de su heladera, su TV o su lavarropas, elementos imprescindibles para mantener en cuarentena a la población.

Juan Carlos Quikuen – Secretario

Carlos A. Gagliardi – Presidente