Peabody lanza una nueva unidad de negocios: Peabody Ecomove que sorprende con dos modelos de monopatines eléctricos, prácticos, cómodos, ágiles y silenciosos. Ambos tienen una autonomía de 28 km y cumplen con las normativas vigentes de circulación, es decir que alcanzan una velocidad máxima de 25 km/h y cuentan con sistema doble de freno, en el frente E-ABS anti-lock System y freno a disco en la rueda trasera, volviéndolos más seguros, además de bocina y luces. Son íntegramente de aluminio, con un sistema plegable de fácil transportabilidad. Soportan hasta 120 kg, cuentan con visor de velocidad y recargan energía utilizando los enchufes tradicionales de 200V.

El modelo básico (PE-ME01) suma una opción de “ahorro de energía” que se activa ante la detección de batería baja, generando una reducción suave de la velocidad, llegando a un máximo de 18 Km/h. Mientras que el modelo premium (PE-ME02), se destaca por la posibilidad de remover la batería, lo que permite su recarga en cualquier enchufe, sin necesidad de mover el monopatín. A su vez, agrega un visor LCD digital y tres modos de uso: Eco, Standard y Sport, así como velocidad crucero.

Para Peabody el lanzamiento de estos monopatines eléctricos es un paso muy importante. Representa el ingreso a una nueva categoría de negocio que está en auge, lo que permite a la marca diversificarse y colaborar con el cuidado del medio ambiente, sumando propuestas sustentables a su cartera de productos, sin descuidar la calidad, diseño e innovación que los caracteriza, esta vez aplicados a soluciones de movilidad.